La NASA prueba una especie de platillo volante con el que pretende llegar a Marte

Durante este fin de semana, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio se ha encargado de probar en el océano pacífico una especie de nave espacial con la que en un futuro pretenden poder aterrizar en Marte. Tal y como ha explicado Mike Meacham, ingeniero encargado del proyecto, debido a las dimensiones de la cápsula no es posible realizar las rutinarias pruebas de funcionamiento en los túneles de viento específicamente habilitados para ello. Por ello, debido a la necesidad de probar este artilugio en la Tierra antes de ser lanzado al espacio, se llevaron a cabo las pruebas en las costas de Hawaii.

El proyecto, que recibe el nombre de LDSD (Low Density Supersonic Decelerator), es una especie de cápsula que imita la forma de los típicos platillos volantes de las películas de ciencia ficción, gracias al cual se espera poder enviar suministros o incluso personas al planeta rojo en un futuro próximo. Durante las pruebas realizas, el LDSD consiguió elevarse hasta una altura aproximada de 36 kilómetros sobre la superficie terrestre, gracias a un globo de helio. Posteriormente, una vez situado a la altura adecuada, continuó elevándose gracias a su propulsor hasta llegar a una altura de unos 54 kilómetros. Una vez comprobado que funcionaba correctamente, el LDSD comenzó a descender. Cuando su velocidad se redujo lo suficiente gracias a su sistema de desaceleración, se abrió un enorme paracaídas de 36 metros de diámetro (similar a un estadio de fútbol), con el fin de conseguir reducir la velocidad para aterrizar sin problemas. A pesar de ello, las pruebas no se desarrollaron como estaba previsto, ya que el paracaídas no llegó a abrirse del todo, por lo que el golpe al llegar al océano fue algo más fuerte de lo esperado.

Aún así, los científicos están bastante animados con el progreso y comentan que esto les ayudará a aprender qué es lo que ha fallado y cómo debería solucionarse, con el fin de que a la hora de enviar el LDSD a Marte, todo esté controlado y no haya imprevistos. Por ahora, tienen dos pruebas más planeadas.

Sergio Asenjo

Madrileño de nacimiento y actualmente residente en Valencia, se ha considerado desde siempre un apasionado por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías e Internet desde que a corta edad llegase a sus manos su primer ordenador. A partir de ese momento ha sentido la necesidad de probar en profundidad cada gadget nuevo que salía al mercado. Por ello, le gusta estar constantemente informado acerca de todo lo que ocurre en este mundo y de ahora en adelante lo compartirá en WWWhat’s new.