Un submarino ‘wearable’ permitirá rescatar el ordenador más antiguo del mundo

Desde que hace un tiempo se empezase a oír hablar acerca de los ‘wearables‘, hemos pasado por pulseras, relojes, gafas inteligentes… pero hoy hablamos del que probablemente sea el ‘wearable’ más sorprendente de todos: un submarino. Aunque pueda parecer algo de ciencia ficción, se trata de algo completamente verídico y llega con un objetivo de lo más sorprendente: rescatar uno de los ordenadores más arcaicos y primitivos de la historia: el mecanismo de Antikythera.

El traje submarino robótico más avanzado del mundo está listo para ayudar a completar esta complicada tarea. Se espera que esté ‘wearable‘ permita a los operadores trabajar de forma segura en profundidades de hasta 300 metros bajo el nivel del mar, donde naufragó un antiguo barco romano frente a la isla griega de Antikythera en el Mar Egeo, isla que da nombre a este dispositivo. Este antiguo producto es una calculadora mecánica antigua de bronce que fue diseñada con el objetivo de prever la posición del Sol y la Luna y predecir los eclipses. La primera unidad fue encontrada hace un siglo, y ahora esperan encontrar otra más, tarea en la que este traje submarino será de gran utilidad debido a las complicadas condiciones.En un principio, el traje submarino, conocido como ‘Exosuit’ fue diseñado para facilitar los accesos al interior de las plantas de tratamiento de agua de Nueva York, pero en esta ocasión, como vemos, su objetivo será totalmente diferente.

El Exosuit está fabricado en una aleación de aluminio con varios puntos de articulación que permitirán a los buceadores mover sus brazos y piernas con total libertad. La presión en el interior del traje no es diferente a la de un submarino o a la de la superficie terrestre al aire libre, por lo que podrías ponerte el traje, pasar 5 horas en el fondo del mar, y volver a la superficie sin ningún inconveniente. Un cable umbilical directamente conectado al barco proporciona la energía suficiente para hacer funcionar los propulsores horizontales y verticales con los que cuenta para moverse una vez se ha sumergido. Este cable también se encarga de transmitir voz, video, y demás datos, por lo que permite que la situación esté controlada en todo momento. Además, el Exosuit cuenta con un complejo sistema que elimina el dióxido de carbono del aire exhalado, lo que permite hasta cincuenta horas de funcionamiento.Por si todos los sistemas anteriores fallasen, cuenta con una batería de seguridad que le permitiría seguir en funcionamiento hasta que fuese rescatado.

Sin duda se trata de un invento que podría facilitar mucho no solo esta, sino innumerables tareas similares en las que las profundidades y complicadas condiciones impiden el acceso humano. Aún así, no se trata de un traje apto para todos los bolsillos, ya que vestir este submarino cuesta 1,5 millones de dólares.

 

Sergio Asenjo

Madrileño de nacimiento y actualmente residente en Valencia, se ha considerado desde siempre un apasionado por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías e Internet desde que a corta edad llegase a sus manos su primer ordenador. A partir de ese momento ha sentido la necesidad de probar en profundidad cada gadget nuevo que salía al mercado. Por ello, le gusta estar constantemente informado acerca de todo lo que ocurre en este mundo y de ahora en adelante lo compartirá en WWWhat’s new.

3 comentarios

  1. Sebak

    La nota habla como si fuera un invento revolucionario fuera de la imaginación, esto hace un siglo que existe no veo novedad en un traje sumergible, ahora lo de la calculadora a rescatar si me parece interesante

  2. Los trajes sumergibles no consiguen llegar a 300 metros de profundidad. Aunque tenga aspecto de traje, tiene estructura de submarino.