Nueva batería permitiría hacer coches eléctricos mucho más baratos y seguros

En gran parte, una razón por la que el precio de los coches eléctricos es tan elevado es el coste de las baterías que utilizan. A pesar del precio de estas baterías, uno de los principales problemas que presentan es el elevado tiempo necesario para completar una carga. En los últimos meses se ha mejorado mucho el rendimiento de las baterías actuales y se va aumentando poco a poco su capacidad, pero el problema es que esto se lleva a cabo comprometiendo el coste, la confianza y la seguridad de las mismas. Al parecer, todos estos inconvenientes tienen los días contados, ya que la empresa Power Japan Plus se ha propuesto resolver estos problemas y mejorar el rendimiento de las baterías de los coches eléctricos sin dejar a un lado todo lo demás.

El proyecto se conoce como Ryden o batería de carbono dual. Gracias a su tecnología, permitirá cargas hasta veinte veces más rápidas que las actuales baterías de ion litio, lo que quiere decir que mientras que con una batería tradicional tardaríamos unas cuatro horas en cargar un coche, con la batería Ryden el tiempo se reduciría hasta los doce minutos. Sin duda alguna es aquí donde reside su potencial. Otra de las ventajas es que la batería no genera calor mientras se encuentra en funcionamiento, lo que elimina la necesidad de incluir en los vehículos eléctricos complejos sistemas de enfriamiento de las baterías con el fin de mantener la temperatura a niveles estables, hecho que reduciría el coste de los mismos y aumentaría su seguridad, ya que, por ejemplo, en caso de accidente sería bastante menos probable que se produjese un incendio debido a una explosión.

 ¿Cómo están fabricadas estas baterías?

El níquel, manganeso y cobalto con los que están fabricadas las baterías tradicionales son uno de los motivos de su elevado precio. Power Japan Plus ha encontrado la forma  por la cual ambos electrodos, ánodos y cátodos, están hechos únicamente  de carbono, un material mucho más económico. Además, la compañía ha desarrollado lo que denominan ‘complejo de carbono’, un carbono orgánico derivado del algodón y apto para su uso en las baterías. Al no contener níquel, manganeso ni cobalto, la batería es también más responsable con el medio ambiente.

Imagen de shutterstock.com

Sergio Asenjo

Madrileño de nacimiento y actualmente residente en Valencia, se ha considerado desde siempre un apasionado por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías e Internet desde que a corta edad llegase a sus manos su primer ordenador. A partir de ese momento ha sentido la necesidad de probar en profundidad cada gadget nuevo que salía al mercado. Por ello, le gusta estar constantemente informado acerca de todo lo que ocurre en este mundo y de ahora en adelante lo compartirá en WWWhat’s new.