Inventan unas gafas con las que medir la fatiga

Directivos de la cadena japonesa de tiendas de gafas JINS han informado acerca del desarrollo de unas gafas que serían capaces de medir el nivel de fatiga y cansancio del portador basándose en los movimientos de nuestros ojos y la frecuencia con la que parpadeamos. Según informaba Masahiko Inami, profesor de ingeniería que colaboró con la compañía en el desarrollo de las gafas, la información suministrada por las mismas podría ayudar a comprender aspectos de uno mismo que hasta la propia persona desconoce.

Pero, ¿cómo funcionan?

Las gafas, con una autonomía de ocho horas, cuentan con tres sensores desarrollados por la Universidad de Tohuku y el Instituto Shibaura de Tecnología ubicados en el puente y en las almohadillas para la nariz. Estos sensores serían los encargados de recopilar y analizar todo tipo de datos diferentes: movimientos que realizamos normalmente con los ojos, la frecuencia con la que parpadeamos, detectar ligeras diferencias en espacios de tiempo, etc. Gracias al análisis y estudio de toda esta información se pueden controlar los distintos niveles de somnolencia y medir la capacidad de concentración del usuario, emitiendo avisos si el portador está empezando a cansarse o a mostrar signos de pérdida de concentración, lo que sería de utilidad en tareas en las que se requiere tener puestos los cinco sentidos, como por ejemplo conduciendo.

También cuentan con aplicación práctica en el mundo del deporte, ya que unos sensores ubicados en las patillas se encargan de registrar información recogida a través de las sienes del usuario con el fin de detectar las variaciones en los movimientos de la cabeza, lo que posteriormente podría servir para que el usuario visualice su postura corporal durante el ejercicio y conocer las calorías quemadas o el número de pasos dados. Posteriormente, todos y cada uno de los datos recopilados serían enviados automáticamente al smartphone del usuario o a su ordenador por vía inalámbrica para su mejor observación.

Al haber sido desarrolladas por un fabricante de gafas convencional, estas cuentan con una montura tradicional y un aspecto de lo más normal, como si de unas gafas tradicionales se tratase, por lo que no parecen un dispositivo tecnológico. Además, se ha puesto mucho empeño en que las gafas no fuesen muy pesadas, lográndose finalmente un peso normal de 36 gr. Desde los altos cargos de la empresa han informado que planean lanzar a la venta este nuevo dispositivo durante la primavera del próximo año 2015, aunque el precio aún se desconoce, se sabe que variará dependiendo de si necesitamos cristales graduados o no.

Imagen de shutterstock.com

Sergio Asenjo

Madrileño de nacimiento y actualmente residente en Valencia, se ha considerado desde siempre un apasionado por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías e Internet desde que a corta edad llegase a sus manos su primer ordenador. A partir de ese momento ha sentido la necesidad de probar en profundidad cada gadget nuevo que salía al mercado. Por ello, le gusta estar constantemente informado acerca de todo lo que ocurre en este mundo y de ahora en adelante lo compartirá en WWWhat’s new.