Los mensajes secretos de Snapchat, ¿son realmente secretos?

Snapchat siempre se ha presentado como el servicio que permite enviar fotos que se autodestruyen instantáneamente, sin posibilidad de recuperarlas, guardarlas o compartirlas con nadie. De hecho muchos decían que la única forma de guardar una foto recibida por snapchat era fotografiando el dispositivo con otro aparato.

Parece que no es así…

En The New York Times han publicado un artículo explicando con detalle la situación: La Comisión Federal de Comercio en Estados Unidos comentó el jueves que Snapchat engañó a los usuarios acerca de la privacidad de sus fotos. Snapchat admitió que había usuarios que conseguían burlar el sistema de “borrado inmediato del contenido”, ya sea capturando la pantalla o descargando aplicaciones de terceros, por lo que tendrán que reformular su carta de presentación para dejar eso bien claro a los usuarios. De hecho en buzzfeed ya explicaron hace un par de años cómo es posible guardar vídeos enviamos “en secreto” vía snapchat.

La FTC también acusó Snapchat de recoger secretamente información privada de los usuarios a través de su función de “Buscar amigos”, que accede a la información de contacto.

Bajo los términos del acuerdo entre la FTC y Snapchat quedó claro que a partir de ahora tendrá prohibido tergiversar sobre cómo se mantiene la privacidad y confidencialidad de la información del usuario. La compañía tendrá que iniciar un programa de privacidad de gran alcance y será supervisado de forma independiente por 20 años, con enormes multas en caso de que se viole el acuerdo.

Es decir, que si se promete privacidad absoluta, se tiene que ofrecer exactamente eso, sin excepciones, sin ofrecer alternativas para burlas dicha promesa. Lo que está claro es que si, tal y como hemos visto estos últimos meses, la privacidad en Internet es una fantasía, quien piense que una foto enviada vía Snapchat no podrá nunca recuperarse vive intensamente en ella.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.