TellSpec prepara escáner de alimentos para identificar calorías, grasas, proteínas…

http://tellspec.com/

Un pequeño dispositivo que nos pueda informar sobre las características del alimento que tenemos frente a nosotros, eso es lo que están preparando para su lanzamiento aún en 2014, según informan en beststuff.com.

Se trata de TellSpec (tellspec.com), desarrollador del primer escáner de alimentos de consumo del mundo, quien comenta que ha integrado un dispositivo de Texas Instruments en su escáner de alimentos (que actualmente usa un láser) para poder identificar calorías, macronutrientes, ingredientes, alérgenos y sustancias químicas en los alimentos y bebidas, así como para informar a los consumidores sobre datos relacionados con la composición de los alimentos, el consumo y la salud.

La versión beta, que se anunciará en el segundo cuadrimestre de este año, usa espectroscopia y un algoritmo matemático único en un sistema que permite comprobar qué hay en nuestra comida. Comenzó como una campaña en indiegogo.com que recibió casi 400.000 dólares, 4 veces más de lo que fue solicitado.

El sistema integrado de Texas Instrument es un DLP (sistema de Procesado digital de luz), tecnología usada en proyectores y televisores de proyección que fue originalmente diseñada por dicha compañía. Es una tecnología protagonista en el mercado de las TV con proyección posterior, y si el sistema de TellSpec tiene éxito, parece que también lo será en el supermercado.

Os dejamos con el vídeo de presentación:

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.

1 comentario

  1. Me parece espectacular el avance de la tecnología. El control de lo que ingerimos estará a la vuelta de la esquina, y generará un mayor control sobre la alimentación. Por una parte es positivo ya que ayudará a tener un mayor control de nuestra alimentación y puede ser muy beneficioso para nuestra salud, por otra, este excesivo control, puede llevarnos a obsesionarnos en exceso, y dejar de disfrutar de la alimentación.