Comunitats, banco de tiempo para obtener y ofrecer conocimiento sobre cualquier asunto

comunitats

8.342 miembros de 48 países, 8.342 ofertas, 2.818 necesidades, 1.550 horas intercambiadas, 400 proyectos de colaboración… los números de comunitats.org siguen creciendo, apostando por la idea de invertir tiempo en ayudar a otras personas para recibir el mismo tiempo cuando necesitemos profesionales de cualquier tipo.

La idea de comunitats es sencilla: Si yo sé mucho sobre un tema, puedo ayudar a alguien que necesite de mi experiencia, y ese tiempo invertido en ayudar lo puedo gastar para que otras personas me ayuden a mí. El tiempo es la moneda, y los profesionales de diferentes áreas la están usando para construir grandes cosas con el conocimiento de una gran comunidad. Podemos, por ejemplo, dejar que un programador senior nos ayude a detectar y corregir un error dentro de nuestro sistema, algo que puede gastar 2 horas de nuestro tiempo, horas que podemos recuperar ayudando a alguien a traducir correctamente un texto.

Podemos usar la aplicación de forma gratuita en comunitats.org, aprovechando los miles de usuarios que ya forman parte del sistema, dispuestos a “comprar y vender tiempo” o instalar la plataforma personalizada para nuestra institución (escuelas, universidades, empresas, ONG’s, etc.), ya que desde comunitats.com ofrecen el servicio de instalación y uso (gratuito para comunidades de hasta 100 personas).

El año pasado hicimos una entrevista a Gabriel Prat, uno de os responsables por el proyecto, quien nos explicó con detalle el funcionamiento de la plataforma aquí.

Ahora están concentrados, por un lado, en entrar en Estados Unidos, instalando la plataforma en varias instituciones educativas gracias a la colaboración con Nfinite-Supply, y por otro lado en concluir con éxito la campaña de crowdfunding que han comenzado en bihoop.com, donde amigos, simpatizantes, inversores y padrinos puedan ser parte del proyecto aportando dinero y, en breve, tiempo y conocimientos. En dicha plataforma cualquiera puede convertirse en accionista de la empresa, aportando desde 1.000 euros en el proyecto.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.