La impresora 3D que puede construir una casa en 24 horas

contour

Cuando empezamos a pensar que la tecnología en pocas cosas nos puede sorprender a estas alturas, leemos noticias como la siguiente: la Universidad de California del Sur se encuentra haciendo pruebas con una impresora 3D gigante que, nada más y nada menos, es capaz de construir una casa en unas 24 horas.

La impresora 3D en cuestión, diseñada por el profesor Behrokh Khoshnevis, trabaja con la tecnología Contour Crafting y consiste en un robot gigante que va expulsando cemento poco a poco construyendo finalmente una casa, casa que corresponde a un diseño realizado por ordenador.

Poniéndonos a pensar en lo que esta nueva tecnología puede llegar a hacer, sus usos y su potencial son increíbles: abaratar los costes de construcción de una casa, utilizarse en zonas que hayan sufrido un desastre natural para construir edificaciones de emergencia… imaginaros haber tenido al alcance una herramienta así en casos como el tifón en las Filipinas, en el que 600.000 personas perdieron sus hogares. Como es lógico, una de las primeras aplicaciones potenciales que se han pensado para Contour Crafting es la construcción de viviendas de calidad para personas que no disponen de refugio.

Su funcionamiento consiste en utilizar distintas herramientas de construcción, unidas al robot gigante que irá imprimiendo el objeto resultante y que irán componiendo según el diseño un objeto en tres dimensiones. Será necesario disponer de un terreno limpio y aplanado en los que poder instalar dos raíles para que la máquina pueda moverse por el territorio, y así pueda ir desplegando las herramientas necesarias con las que empezar y terminar la construcción. Dado que cada construcción corresponde a un diseño distinto, no todas las casas creadas por el robot serían iguales, ya que responderían a los distintos modelos y diseños hechos por ordenador.

Ahora sólo queda realizar ese pequeño gran paso para llevar esta idea al mundo real. Khoshnevis se muestra seguro de su proyecto y, partiendo de que su Contour Crafting fue premiado como uno de los 25 mejores inventos de 2006, sigue probando su proyecto con distintos robots, materiales, cerámicas y herramientas para hacer que la impresión de edificios con robots se convierta en algo real y asequible.

Acabamos el artículo con una interesante reflexión del creador Khoshnevis: “si miramos a nuestro alrededor, casi todo está creado de forma automática hoy en día: tus zapatos, tu ropa, tu coche… la única cosa que sigue construyéndose a mano son los edificios”.

Podéis ver un vídeo con el funcionamiento en esta charla TED.

Rebeca Polo