¿Qué pasa con tu vida digital tras la muerte?

El ordenador, la tablet o el smartphone se han convertido en parte indispensable de nuestras vidas y en ellos almacenamos fotos, contraseñas, credenciales, acceso directo a nuestras redes sociales o correos electrónicos. Existen numerosas soluciones de seguridad que ofrecen protección de toda nuestra vida digital, sin embargo, y aunque este sea un tema del que normalmente no nos guste hablar como usuarios, es importante saber qué haremos con todos estos datos cuando ya no podamos protegerlos, es decir: ¿qué hacer con tu vida digital después de la muerte?

digital

Así comienza este texto que nos envían desde Kaspersky Lab con algunas pautas interesantes:

Google ya va un paso por delante al respecto. La compañía ha lanzado recientemente una funcionalidad denominada “Administrador de Cuentas Inactivas” que permite a los usuarios predeterminar cómo les gustaría que quedara su cuenta en el caso de que fallecieran. Pueden decidir que se borre su información después de tres, seis o doce meses de inactividad o conceder a otras personas concretas el acceso a sus datos. Si te has salido de la red digital durante un tiempo y no deseas que tu información se borre, no te preocupes, recibirás un correo electrónico y un mensaje de texto de Google antes de que ellos realicen cualquier cambio.

Esta funcionalidad, aunque puede sonar un poco siniestra, es importante para proteger la información de la que dispones, tanto de tus amigos como tuya. Si tomas precauciones para que tu información privada no caiga en las manos equivocadas, ¿por qué no seguir haciéndolo cuando ya no tengas el control físico de ella?

Al igual que Google, algunas redes sociales también ofrecen funciones similares. El gigante Facebook tiene el formulario “solicitud de cuenta conmemorativa”, a través del cual tus amigos o familiares pueden pedir a la compañía que cierre tu perfil. La compañía tras recibir el formulario elegirá una de estas dos opciones: o mantener tu página abierta para que solo tu círculo más cercano pueda verlo o cerrarlo definitivamente. Asimismo, tus allegados pueden presentar solicitudes similares en otras páginas como LinkedIn o Twitter, así que es recomendable hablar con la familia sobre de cómo queremos que se manejen los perfiles sociales en este caso.

Teniendo en cuenta la importancia que han adquirido los dispositivos digitales hoy en día, es cierto que no hay demasiadas herramientas o funciones que nos ayuden a planificar nuestros próximos pasos.

Lamentablemente, no todos los servicios online y softwares han desarrollado herramientas que ofrezcan a sus usuarios la opción de cuidar de sus activos digitales post mortem. Kaspersky Lab nos ofrece un par de medidas de seguridad preventivas que nos ayudan a proteger nuestros dispositivos.

Mantén tu información organizada. Teniendo tus datos bien guardados y distribuidos en carpetas organizadas, conseguirás que todo sea más fácil para la persona que tenga que manejar tu documentación. Puedes clasificar tus activos por nivel de importancia o dueño. Si tienes archivos que deseas borrar o enviar a un individuo en concreto, almacénalos y etiquétalos de una forma que sea clara.

Deja instrucciones a tus seres queridos. Si tienes información que deseas pasar a miembros concretos de la familia y ya te has asegurado de que pueden acceder a la información de tus dispositivos, entonces déjales unas instrucciones bien guardadas en un lugar offline. Nunca está de más dejar escritas las contraseñas de acceso y almacenarlas en un lugar cerrado bajo llave o dentro del testamento.

Podéis obtener más información en el artículo Planifica la vida digital tras la muerte

Imagen de muerte digital en shutterstock

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.

1 comentario