AR y automoción, uno de los grandes temas protagonistas en #insideAR

automocion

Entramos en una nueva semana en la que empezaremos a revisar en profundidad todo lo ocurrido y visto en el interesantísimo evento sobre realidad aumentada al que acudimos en Munich, y en el que nos empamamos de una buena cantidad de demos y conferencias sobre distintos temas relacionados con las novedades en el sector.

Para empezar, nos quedó claro que una de las grandes protagonistas del evento (y por lo tanto una de las áreas en las que la realidad aumentada está haciendo más hincapié) fue la automoción y los coches-prototipo con RA integrada. Audi y Mercedes-Benz se encargaron de realizar buenas demostraciones de ello.

Una de las primeras demostraciones que vimos fue el uso de la realidad aumentada como complemento para consultar el manual del Audi A3. Llega en forma de una aplicación para iOS y Android, que se lanzará próximamente, llamada eKurzinfo, con la que podremos escanear desde el dispositivo móvil distintas partes del Audi A3 para recibir información sobre su uso, mantenimiento o instrucciones varias (nosotros mismos pusimos el iPad delante del motor mientras la realidad aumentada nos indicaba los distintos componentes de éste).

Audi recalcó que detrás de este manual interactivo hay muchas más ventajas a considerar, como el ahorro que supone de cara a los gastos de impresión y de tinta (dada la información adicional que no se imprime en éste y se despliega directamente en la app), o la ventaja que supone para el usuario entender contenido complejo a través de una explicación interactiva (mucho más fácil de entender que en una versión escrita en papel).

Quizá uno de los elementos más impactantes de la conferencia fue la presentación del coche-prototipo de Mercedes-Benz, un ejemplo perfecto de realidad aumentada integrada en un vehículo con el que se podía interactuar a través de gestos, navegar por internet, consultar redes sociales y, cómo no, recibir en todo momento información actualizada del entorno. Dado que elementos como sensores de luz, giroscopios, cámaras, acelerómetros, sensores de temperatura o GPS ya vienen incorporados en vehículos de este tipo, desde luego tiene mucho sentido que esta tecnología se aproveche para enlazarla a un sistema de realidad aumentada basada en la geoposición, con la que sea posible visualizar información relevante del entorno a través de la RA desplegada en los cristales del vehículo.

Para acabar, merece mucho la pena comentar que una de las primeras conferencias, por parte de la compañía SITA, nos demostró que la realidad aumentada también se abre camino en el sector aviación. En este caso, SITA nos presenta un proyecto en el que a través de unas smart glasses sea posible escanear la identificación del pasajero y escanear al mismo tiempo su billete, de forma que el servicio nos devuelva una coincidencia automática al escanear ambos documentos. Obviamente esto todavía cuenta con algunas limitaciones, como la calidad de la óptica en la cámara o la limitación en la duración de batería de las smart glasses.

Rebeca Polo