Sobre la Inversión para Startups en latinoamérica

Por más que los términos utilizados, como por ejemplo: inversión semilla, inversión ángel e inversión de riesgo sean similares a otros lugares en el mundo, la realidad es que en Latinoamérica por su propio contexto y en las prácticas de implementación es totalmente diferente.

Cada etapa en un emprendimiento requiere de inversión, pero los inversores también solicitan ciertos requisitos claves. Estos requisitos deben ser presentados en tiempo y forma por cada fundador en está región del mundo con el objetivo de acceder a los mismos con éxito.

Actualmente ya contamos con 6 años de experiencia emprendiendo en América Latina con elMejorTrato.com un startup que nació en Argentina y ahora está prácticamente en toda la región: Brasil, Colombia, México y Chile. A continuación compartimos nuestro aprendizaje en cada etapa del camino en referencia a la búsqueda de inversión:

1) Etapa Inicial: Capital Semilla.

La primera etapa del proceso es buscar capital semilla. Por más que estemos recién comenzando, en Latinoamérica ya es necesario cumplir con uno de dos requisitos: a) debemos tener un historial de éxito en nuestro pasado emprendedor ó bien, b) contar con una idea comprobada y exitosa en los países del primer mundo para luego “copiar y pegar” replicándola localmente.

Por ejemplo: Peixe Urbano que es el clon de Groupon en América Latina, OLX quien tomo la idea de Craigslist ó incluso Eventioz que es la réplica local de Eventbrite.

En otros lugares del mundo, el capital semilla es brindado casi a la mayoría de los emprendedores sin mayores requisitos previos, sin embargo, en está región, es solo para unos pocos con alguno de los requisitos recién mencionados.

Lamentablemente en forma local no se utiliza este medio de inversión para enfocarse con prioridad en nuevos fundadores en sus primeros pasos, donde se buscan personas de alto potencial e impacto sumado a señales de compromiso y pasión.

Sí un nuevo emprendedor sin experiencia previa quiere desarrollar algo innovador, lo más seguro es que no consiga apoyo de inversión alguno en está región latina.

Únicamente pueden acceder aquellos emprendedores exitosos anteriormente que tengan algo innovador a desarrollar ó al revés, un emprendedor nuevo pero con un modelo de negocio ya comprobado y en funcionamiento en otros lugares del mundo.

En Latinoamérica, sí buscamos capital semilla para nuestro emprendimiento, contamos con algunas opciones (no muchas) pero en los últimos tiempos fueron naciendo alternativas que antes ni siquiera existían y eso es sumamente positivo para el crecimiento del emprendorismo:

– La primera es Wayra de Telefónica:

wayra

Otra opción interesante no solo por el capital sino también por la experiencia (know-how) que nos pueden dar sus fundadores (ex-emprendedores) es Nxtplabs:

proyecto 2

Como las opciones de inversión semilla en los distintos países de Latinoamérica está creciendo, esperamos que con el tiempo la competencia entre las mismas sea mayor y en consecuencia los requisitos para solicitar al capital sean más accesibles. En líneas generales, las inversiones van desde 10.000 a 25.000 dólares.

2) Etapa Intermedia: Inversión Ángel

Está forma de inversión es una de las más conocidas a nivel mundial, sin embargo, en está región recién está comenzando.

Para acceder a este capital y siendo los inversionistas ángeles realmente pocos, como mínimo debemos presentar un prototipo no solo en funcionamiento, sino que además ya cuente con los primeros clientes quienes paguen por el mismo para demostrar su modelo de negocio y generación de ingresos.

Como se puede observar, para poder recibir inversión ángel, no es suficiente con la idea o con un prototipo simple que muestre su funcionalidad. Debemos contar con un emprendimiento ya en producción, debemos demostrar que somos capaces como emprendedores de llevar esto a la realidad.

Generalmente, quienes nos piden un modelo de ingresos en funcionamiento generando ganancias son los inversores de riesgo, sin embargo, esto se adelanta en Latinoamérica. Sin ir más lejos, si no contamos con un modelo de negocio que genere resultados positivos, por más que cada día tengamos más usuarios, alcanzar inversión de este tipo es complicado.

Por ejemplo, pensemos en Twitter, que hasta el día de hoy no genera ingresos, lamentablemente este emprendimiento difícilmente hubiese tenido éxito en está región sí alguien lo hubiera querido llevar adelante.

Generalmente la inversión ángel en América Latina va desde los 30.000 hasta los 100.000 dólares. Sí hacemos la cuenta, por el costo de los recursos humanos, alquileres y alimentación, está inversión puede ser muy significativa y ayudar por unos 6 meses a 2 años a mantener un nuevo emprendimiento.

Más allá de lo descripto en este punto, el problema también está en la escases de inversores ángeles en la región. Esto se debe más que nada a la falta de cultura emprendedora. Es por ello, que los pocos inversores ángeles existentes son ex-emprendedores como los fundadores de Mercado Libre (réplica de Ebay para Latinoamérica) y los fundadores de OLX (réplica de Craigslist).

3) Etapa Final: Capital de Riesgo (Venture Capital)

Una vez que pasamos por las etapas anteriores con éxito, ahora debemos pensar en alcanzar una ronda de Capital de Riesgo. Está parte del proceso está únicamente enfocada en la posibilidad de escalar nuestro emprendimiento.

Para acceder a está opción, como requisito primordial, nuestro modelo de negocio debe estar funcionando a la perfección generando ingresos y devolviendo una rentabilidad más que interesante para los actuales y futuros inversores.

En América Latina, levantar una inversión de riesgo es exclusivamente para aquellos emprendimientos que utilizarán el dinero para hacer crecer su negocio en forma más acelerada y que además esto represente claramente una barrera de entrada para otros y/o futuros competidores.

Un ejemplo puntual de esto fue Open English quien hasta el momento ya levanto más de 100 millones de dólares para crecer en toda Latinoamérica dando clases de Inglés a través de Internet.

proyecto 3

Como podemos ver, cada una de estás etapas hoy en día son viables en América Latina (principalmente Brasil, México, Chile y por último Argentina) cuando antes ni siquiera eran una opción: directamente NO existían.

Está claro que acceder a estás alternativas de inversión necesitamos cumplir con requisitos muy estrictos (no es suficiente con la idea y la pasión), es un proceso complejo y es solo para algunos pocos, sin embargo, con el tiempo esto se está ampliando exponencialmente y se espera un fuerte crecimiento.

Artículo redactado por el Ingeniero Rennella Cristian, CoFundador en Brasil de oMelhorTrato.com enfocado en la comparación online de servicios y productos.

Invitado

3 comentarios

  1. angel m

    Interesante artículo, quisiera saber tu opinión específicamente de wayra, en su sitio web lo publicitan como una “ayuda” y una fundación aparentemente sin fines de lucro… Pero cuando parece tan bueno genera dudas, sabes de alguna startup que haya iniciado su camino con ellos?. Conoces de algunas experiencias?. Es la mejor opción en el mercado latinoamericano?…. Gracias y espero no haberte fastidiado con tantas preguntas…..

  2. Ángel, no tuve la posibilidad de participar con Wayra ya que nuestro emprendimiento estaba en una etapa más avanzada para cuando Wayra llego a nuestro país. Sin embargo, tengo referencias de que es muy bueno y sin duda una de las mejores opciones en latino américa. Creo que intentería contactar con alguno de los fundadores de estás empresas para que ellos te puedan dar un punto de vista más cercado: http://alt1040.com/2013/08/startups-elegidas-wayra-argentina-2013

  3. David

    Agradezco si publicáis la misma entrada de blog para el caso en España.