Sobre el nacimiento de Duolingo, aprendiendo inglés gratis por Internet y móvil

duolingo

El inventor del CAPTCHA, Luis von Ahn (izquierda, en la foto), y Severin Hacker (derecha) decidieron dedicarse a la creación de una aplicación que ayudara a miles de personas en todo el mundo a aprender idiomas por Internet de forma gratuita. Así empezó la idea de Duolingo (duolingo.com), y aquí os contamos las mejores partes del vídeo donde Luis nos comenta los motivos por los que decidió abrir la plataforma sin ánimo de lucro de ningún tipo.

Después de vender su segunda compañía a Google y descubrir que ya no tenía necesidad de trabajar (iba a ver todos los programas de televisión del mundo, según comentó el mismo), comenzó a invertir su tiempo en algo que siempre le apasionó: la educación.

Soy profesor, es una pasión mía, así que quería hacer algo relacionado con educación. Pero mis ideas siempre han sido influenciadas por mi país natal. Yo nací y crecí en Guatemala. Como saben, Guatemala es un país muy pobre, donde a la mayoría de la gente simplemente no le alcanza para pagar la mejor educación. Y algo que siempre me molestó era la diferencia entre los que tienen dinero, y por tanto pueden pagar una educación de Harvard, y los que no lo tienen dinero y apenas aprenden a leer y escribir.


Así fue como empezó Duolingo, pensando en los mil doscientos millones de personas que están aprendiendo otros idiomas en todo el mundo, 800 millones de ellos concentrados en aprender inglés.

La mayoría no están aprendiendo idiomas para ir a comer a un restaurante fino en Paris. Lo están haciendo para poder obtener un trabajo en un “call center”, por ejemplo. Lo descabellado de esto es que la mayoría no pueden pagar, pero las maneras de aprender otros idiomas requieren pagos y bastante grandes.

Pero… ¿Cómo financiaría el mejor sistema de aprendizaje de idiomas de tal manera que sea totalmente gratis para los alumnos?. Como él mismo comenta en el vídeo, la idea era usar la energía mental usada por estudiantes aprendiendo otros idiomas.

Si alguna vez han aprendido un idioma, saben que algunos de los ejercicios que hacen para practicar tienen que ver con traducción: “traduce esta canción del inglés al español”, “traduce este artículo de noticias”. ¿Qué tal si tradujeran materiales por los cuales alguien esta dispuesto a pagar?

Se estima que alrededor de 30 mil millones de dólares son gastados al año traduciendo cosas (noticias, sitios web, manuales de uso, etc.). Duolingo, entre otras cosas, quiere que esas personas que realizan traducciones hagan el trabajo mientras aprenden.

Trabajan el tema de la motivación separando las lecciones en “unidades”, que son cosas como “comida”, que contiene todas las palabras relacionadas a comida, o “plurales” que enseña como pluralizar. Cuando aprendenmos una unidad, abrimos otras nuevas unidades, siempre con un sistema que sabe lo que el estudiante ha aprendido sobre cada unidad.

Cuando hacen algo correctamente con esa unidad, el indicador sube, mientras cuando cometen un error el indicador baja.

También modelan el proceso de la memoria, así que si no practican la unidad por cierto tiempo, el indicador baja porque las cosas se olvidan.

[…] este es un factor muy motivante que hace que la gente regrese a Duolingo frecuentemente: es como el juego Farmville, en donde la finca se deteriora si no juegan seguido. Es más, cuando nuestro sistema cree que el estudiante ha olvidado algo, les mandamos una notificación con nuestra mascota llorando para que practiquen.

Para enseñar ciertas palabras y conceptos usan imágenes, o en otros casos los estudiantes tienen que decir la frase en el idioma que están aprendiendo y el sistema les dice si lo dijeron correctamente. En estos ejercicios los estudiantes no están traduciendo nada valioso ni del mundo real, simplemente son para enseñar los conceptos.

Después del entrenamiento, comienzan las traducciones “de verdad”:

Después de haber enseñado un concepto con estos ejercicios, les preguntamos si quieren practicarlo traduciendo un documento del mundo real que está relacionado con el concepto. Aquí es donde obtenemos traducciones útiles de los estudiantes.

Como véis, se aprende con contenido de verdad, nada de “la niña corre”, “la niña bonita corre”, “la niña bonita corre rápido”.

Os dejamos ahora el vídeo:

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.

8 comentarios

  1. Este tipo de aplicaciones simepre me han parecido geniales, al igual que Bussu.
    Saludos.

  2. Rafael

    Felicidades a mi compatriota Luis Von Ahn, definitivamente un hombre que rompe paradigmas, orgullo guatemalteco.

  3. cristina

    esta aplicación suena verdaderamente interesante. Quisiera tenerla. se puede descargar en la página oficial?
    perdón por mi ignorancia. Soy nueva en esto de las aplicaciones.

  4. Juan Diego Polo   Autor

    puedes buscar por su nombre dentro del market de android o iphone.

    Saludos!

  5. Muy buen artículo. Realmente interesante y una gran aplicación.

  6. Es increíble ver gente que trabaja y vive con esta pasión. Muchos ánimos con todos sus proyectos.

  7. zoila sanchez

    Gracias amigos por facilitarnos un programa tan bueno para aprender ingles.