El negocio de tu API en APIdays Mediterranea

En la primera mañana de APIdays Mediterranea, los diferentes ponentes trataron el tema de cómo sacar el máximo beneficio económico a las APIs.

Comenzó Guillaume Balas, de 3scale,  con su ponencia sobre  modelos de negocio basados en APIs. Primero, nos hizo  ver que la web del pasado es muy limitada. Sin embargo, las APIs permiten expandir el negocio creando nuevos modelos  y reduciendo costes. Así, la empresa que aproveche el poder de las APIs tendrá una ventaja estratégica frente a sus competidores. Propuso cuatro maneras de implementar las APIs en un negocio: la API como producto; la API como medio para proyectar nuestro producto dándole visibilidad;  la API que promociona el producto; o bien la API alimenta nuestro producto con datos, por ejemplo.

Bruno Pedro, CTO de CloudWork, habló de la brecha que a veces existe entre las APIs y los clientes. Comenzó su conferencia haciendo reflexionar a la audiencia sobre quién son los clientes de las APIs. En ocasiones será un desarrollador, pero puede que en otras se trate de una empresa o quizá de un usuario no desarrollador.  Para poder sacar el máximo partido de la API, el desarollador debería tener en cuenta al cliente, saber quién es y cómo puede este obtener un valor añadido a través de su API. Bruno mostró las necesidades del cliente con un símil basado en la pirámide de Maslow. Así, en la base  y como principio básico, la API debe ser funcional.

En su turno, Andy Thurai, de Intel, habló de la gestión de APIs y señaló algunas pistas sobre cómo podría una empresa entrar en el mercado de las APIs. Recordó la importancia de tener no solo una API con potencial tecnológico sino también de contar con una estrategia comercial a la hora de vender nuestra API y marcó algunos puntos clave  para conseguir el éxito: definir los objetivos, saber quién serán nuestros clientes o tener en cuenta obstáculos e inversiones.

Elie Chevignard, de Mailjet, nos habló de la importancia del gestor producto. Señaló que el concepto de producto ya no puede definirse como un bien material, ya que con la irrupción de las APIs la venta se hace como servicio, pero este servicio es a su vez un producto comercializable. De ahí la importancia de seguir una estrategia de marketing como la de cualquier otro objeto. Para ello, Elie, hizo una interesante comparación con un producto de la vida cotidiana: un detergente. Tanto en este producto como en el caso de una API deberíamos pensar en cuestiones como ponerle un nombre comercial, empaquetarlo o crear manuales de uso.

Algunos puntos en lo que todos los ponentes estuvieron de acuerdo fueron que el cliente  ha de ser tenido en cuenta y que las APIs no dejan de ser un producto del que poder obtener beneficios y, por tanto, ha de definirse una estrategia comercial.

Más información:

Sigue APIdays Mediterranea por streaming

Gloria Gil

Licenciada en Filología Hispánica, se ha especializado y ha trabajado como profesora de lengua española principalmente. Le entusiasma todo lo que se puede hacer con la tecnología y la lengua, y define su trabajo actual en Molino de ideas como "ludodidacta todoterreno": es responsable de contenidos, programa e imparte talleres de formación a través de las nuevas tecnologías, y organiza todo el tinglado de Lenguando, un encuentro para profesionales interesados en la lengua y la tecnología.