10 consejos para crear un curso online

Por en Académico y profesional

15/01/2013



En Udemy comparten una decena de recomendaciones para crear un curso online en su plataforma, una de las mejores y más importantes en el sector de la educación online que destaca por incluir tanto cursos gratuitos como cursos de pago y donde cualquiera puede impartirlos o recibirlos. Los consejos se pueden generalizar para sacarles provecho incluso desde otras plataformas, por ejemplo, en las Universidades que dan sus primeros pasos en el campo:

cursos universidad valencia

Imagen: Cursos Online de la Universidad Politécnica de Valencia

1. Enseña algo que te apasione

Aunque el ánimo de lucro puede ser un factor primordial en la selección de la temática a enseñar, es más probable obtener mayores beneficios haciendo algo que realmente da gusto hacer. Claro está, hay beneficios más importantes que los monetarios, por ejemplo, la salud (física y sicológica) y la satisfacción de enriquecer otras mentes compartiendo ese deseo por la materia enseñada.

2. La calidad es más importante que la prisa

Aunque el tiempo es bastante importante pues es un recurso limitado, no puede sobreponerse a la calidad de la enseñanza donde está en juego el conocimiento. Así pues, se debe ser consciente que hacen falta algunos sacrificios (además de recursos técnicos mínimos como el espacio donde se grabará, el audio, la iluminación y los elementos digitales) para lograr un curso de calidad, que atraiga y que al mismo tiempo eduque.

3. Arma muy bien tu plan de enseñanza, los temas que abarcarás

Antes de empezar a desarrollar el contenido de cada sesión es necesario tener muy clara la estructura general del curso: revisar los temas a tratar e ir organizando según prioridades prescindiendo del material irrelevante o que se puede dejar para consulta, mantener un orden claro y la integración entre subtemas (con ayuda de los índices de libros relacionados), definir un tiempo promedio para no excederse o dejar vacíos en ciertos temas, etc.

4. Google Drive y otras aplicaciones en la nube son muy útiles

La ventaja de las aplicaciones online es que suelen contar con apps para diferentes dispositivos, lo que permite trabajar sin problema sin importar cuál de tales dispositivos se está usando (móvil, tablet, PC) e incluso independientemente del sistema operativo. Google Drive puede ser bastante útil para ir organizando el plan de la clase, Evernote puede permitir gestionar el contenido multimedia del curso, Dropbox para contar con los videos en cualquier momento, etc.

5. Imprescindible que los videos cuenten con buen audio

Un espacio sin ruido y un micrófono de calidad, además de la correcta vocalización en las grabaciones, pueden definir el número de estudiantes inscritos en el curso. Es simple, lo que el estudiante gasta molestándose en tratar de traducir y filtrar la voz del profesor dentro de tanto ruido, puede aprovecharlo para dedicarse exclusivamente a trabajar en el aprendizaje.

6. Supera el pánico escénico a través de la práctica

Una representación del pánico escénico presente en los cursos online es el temor y nerviosismo que a muchos puede causar el hablar frente a una cámara, eso sin mencionar las interrupciones que pueden tenerse en el entorno en el que se está grabando. Pues bien, la recomendación es conocer muy bien el tema del que se va a hablar a tal punto de olvidarse del espacio en el que se está, de dejarse llevar para que el tema y su explicación fluyan de maravilla.

7. Revisa un par de veces antes de publicar

Antes de subir el material a la plataforma de cursos, al igual que antes de publicar un documento escrito, hace falta revisarlo en varias ocasiones y pedir que otras personas cercanas le den un vistazo para solucionar inusuales errores antes de que sea demasiado tarde.

8. La edición del video puede llevar bastante tiempo

Detalles tan sencillos como cambiar el tamaño o la resolución del video por valores permitidos en la plataforma, pueden tardar bastante incluso en computadores de alta gama. Ahora que si también se incluirán globos de texto, flechas, enlaces, imágenes, capturas de pantalla, otros videos, etc., la cosa se complica. Para evitar inconvenientes, en la parte de la planeación, no sobra dedicar un tiempo considerable al proceso de edición.

9. Tu curso no es el único disponible en la red

En el artículo de Udemy se refieren al tema como “no ponerse límites demasiado altos” en temas como las ganancias o la cantidad de público que se unirá al curso desde el primer día. Por supuesto, si el curso cuenta con una calidad que opaca a la competencia, se obtendrán tales resultados, pero siempre es bueno tener en balance el positivismo excesivo y la realidad.

10. Ten en cuenta la ayuda proporcionada por otros expertos

Los creadores de las plataformas como Udemy, suelen tener blogs y espacios para compartir sus útiles recomendaciones y asimismo atender los interrogantes de los que van iniciando o simplemente quieren mejorar su experiencia en la enseñanza online. También es bueno tener en cuenta la manera de trabajar de otros educadores y los comentarios de quienes reciben los cursos.


Publicidad

Opina y comenta