Entrevista al presidente ejecutivo de Google en la Cadena SER

Por en Internet

04/03/2012



Nos envían el texto de la entrevista realizada a Eric Schmidt en la Cadena SER, entrevista con una frase como protagonista: “Internet es una fuerza democratizadora”

El presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, ha sido entrevistado por Montserrat Domínguez en el programa ‘A vivir que son dos días’ de la Cadena SER, único medio en España que ha tenido oportunidad de entrevistar al presidente de Google durante su estancia en nuestro país. A continuación se ofrece la transcripción completa de la entrevista:

Montserrat Domínguez: ¿Qué es lo mejor de ser el presidente ejecutivo de Google?

Eric Schmidt: “Pues viajo mucho por todo el mundo y suelo conocer a gente muy interesante. Creo muchísimo en el poder de la información así que he decidido pasar la vida dedicándome a decir lo importante que es el acceso a la información y asegurarnos que tengamos libertad de expresión y que todo el mundo pueda acceder a ello”.

MD: En estos últimos días Google ha hecho una auténtica revolución en lo que es su política de privacidad, creo que eran sesenta políticas diferentes las que había, las que cualquier usuario de cualquier producto vinculado a Google tenía que hacer, y de repente eso se ha unificado. Pero esto abre también muchas dudas ¿qué es lo que conoce Google de nosotros y de qué manera lo utiliza? Así que yo le quiero preguntar directamente… ¿qué conoce personalmente de mí como usuario de Google que soy?

ES: “Lo que hemos hecho con nuestra política de privacidad es asegurarnos de que la gente supiera lo que estamos haciendo, lo más importante que hay que saber es que si se quiere utilizar Google sin contarnos nada, lo puede hacer. Además, si uno está registrado, nosotros sabemos ya quién es usted, usted puede controlar la información que nosotros tenemos; es decir, puede controlar el historial, la ubicación, quiénes son sus amigos… y si cambian de opinión pueden pedirnos que nos olvidemos y nos olvidamos”.

MD: Así que es cierto que yo puedo utilizar el nuevo sistema de privacidad sin facilitar mis datos pero si finalmente decido que quiero que Google lo sepa, ¿cuál es la ventaja para mí?

ES: “En general cuanto más sepamos de alguien, mejores respuestas podemos ofrecerle. Por ejemplo, si sabemos que usted vive en España las respuestas que le vamos a ofrecer tendrán un carácter más español porque hay diferencias de idioma y de cultura. Pero quiero recalcar que es decisión suya darnos esa información, no nuestra”.

MD: Pero, ¿cómo puedo estar segura de que Google no está espiando lo que yo hago y que se puede, en un momento determinado, no solamente utilizar para dar servicios sino con otro tipo de fines más oscuros?

ES: “Si hiciéramos algo así muchísimos periodistas escribirían muchísimos artículos instando a que los usuarios se pasaran a la competencia y como Google ha adoptado una postura tan firme aquí, si la infringiéramos nos matarían en la prensa y en los debates públicos y los usuarios se irían”.

MD: ¿Esto ha convencido a la UE que también tenía sus dudas?

ES: “La UE son una serie de grupos, pero las personas con las que hemos hablado parece que entienden lo que estamos haciendo. Desde luego cumplimos con la normativa europea y eso es muy importante”.

MD: También ha hablado usted de la necesidad de proteger a los menores puesto que no sabemos cuál es su identidad ni su edad real cuando se acercan a Internet, y me ha sorprendido escucharle decir y pedir abiertamente a los padres que conozcan las contraseñas de sus hijos. ¿Es la manera más efectiva?

ES: Sí, creo que está claro que los padres tienen que estar pendientes de lo que hagan sus hijos en la red porque los padres, a fin de cuentas, son los mejores jueces de qué valores quieren inculcar a sus hijos y son los que tienen más presentes los intereses de sus hijos.

MD: Pero, ¿están funcionando bien las legislaciones a nivel mundial? Ya sabemos que la española tiene algunos problemas, pero ¿en EEUU funciona a la hora de proteger a los ciudadanos frente al uso fraudulento que se hace de la red?

ES: Creo que una respuesta justa sería decir que no son perfectas estas legislaciones. En la mayoría de los casos funcionan, lo que ocurre con Internet es que los países que tienen una libertad de expresión muy fuerte descubren que hay mucha expresión de todos los tipos mucho más libre, incluso expresión que no les gusta, y los países que tienen una censura muy fuerte se dan cuenta de que tendrían que tener quizás más censura.

MD: Me gustaría hablar de la libertad de expresión y de la libertad de prensa porque le he escuchado estos días citar también cómo las revueltas árabes han sido posibles por la manera en que las redes sociales conectaron a la gente y facilitaron información. Es verdad que a los dictadores les resulta más difícil ahora esconderse, pero también es verdad que aprenden muy rápidamente y hay países que están subyugando la libertad de prensa para evitar que sus ciudadanos puedan acceder como ocurre en China, India o países más próximos como Turquía. ¿Qué puede hacer Google para conseguir que la libertad de expresión sea tan global como aspira a ser una empresa como Google?

ES: “Parte de lo que hacemos es que hablamos mucho del tema. Si uno es un dictador tiene control de la prensa, de Internet, del pueblo… pero es muy difícil que un dictador pueda controlar realmente Internet. Los dictadores tratarán de cerrar Internet sobre todo si hay disturbios sociales pero como Internet es tan esencial para el funcionamiento del país les va a resultar imposible. Y por todas esas razones creemos que Internet es una fuerza democratizadora porque como no se puede apagar o cerrar, los dictadores o se modernizan o perderán el empleo. Recientemente he visitado Túnez y les puedo decir que había habido muchas revueltas antes ya, pero habían fracasado porque Internet lo que les ha permitido es organizarse todos a la vez”.

MD: Sobre las legislaciones a propósito del control de Internet, hemos visto cómo en EEUU ha habido un gran debate y aquí en España, también, a propósito de la Ley Sinde. Usted ha dicho recientemente que Internet es como el agua, que tratar de controlarla es sencillamente absurdo e inútil. ¿Realmente es así o es posible poner una cierta legislación que controle los abusos que puedan venir del uso de Internet?

ES: “Los detalles aquí son importantes, hay muchas industrias muy potentes que quisieran simplemente prohibir cosas que suceden en Internet pero prohibirlas harían que Internet no funcionara o estarían violando la libertad de expresión. Nosotros pensamos que el robo de propiedad intelectual es un problema, que hay mejores maneras de combatirlo que la legislación que existe actualmente en EEUU”.

MD: ¿Cómo? ¿Por ejemplo?

ES: “En EEUU hay una ley llamada SOPA que trata de borrar cosas de Internet, cosa que sería en principio ilegal según la legislación estadounidense, pero además violaría el principio de que los gobiernos pueden hacer cualquier cosa con Internet. Así que nosotros preferimos realmente un planteamiento según el cual a las personas que roban contenido y se lucran con ello se les impida que se enriquezcan; la razón es que es muy fácil que alguien que realice descargas ilegales pase de una página a otra, pero si quieren ganar dinero tendrán que quedarse en un sitio concreto el suficiente tiempo como para ganar dinero y entonces ahí los atraparemos porque lo que hacen es delictivo”.

MD: No es tanto lo que se cuelga en la red o lo que encuentran en la red sino la manera con que ellos hacen negocio a través de colgar esos contenidos.

ES: “Eso es lo que nosotros pensamos. La gente que de verdad roba también revende y eso es un delito, así que siguiendo la pista del dinero podemos encontrarles. La policía les puede detener y así es como se puede actuar, y ya no lo harían”.

MD: Me interesa mucho la opinión de Eric Schmidt como presidente de Google sobre el futuro. Él ha hablado recientemente de que la brecha que separa a la gente que maneja habitualmente las nuevas tecnologías y quien no lo hace, en contra de que pensábamos que se iba estrechando cada día, se va ampliar más. ¿Por qué?

ES: “Lo he mencionado porque me parece que no es algo bueno; a mi me gustaría que la brecha tecnológica se redujese y, sin embargo, parece que se está ampliando. La razón es que la infraestructura en los países pobres avanza más despacio que en países más ricos como España; en España se tiene una muy buena banda ancha, un sector de telecomunicaciones bien gestionado, la gente tiene acceso a un Internet rápido… a diferencia de países pobres en donde prácticamente no hay conectividad. En los próximos años va a haber muchísimos inventos nuevos que van a utilizar este Internet tan potente aquí, en España y en Europa, mientras el mundo está intentando empezar a conectarse. Aunque todo el mundo va a mejorar, la brecha se va a ensanchar”.

MD: Me encanta esa palabra ‘inventos’, cómo vemos el futuro. Ha hablado de que la ciencia ficción cada vez está más cerca. ¿De qué inventos estamos hablando que nos aproximen al futuro que hemos visto en series de televisión y en películas?

ES: “Creo que lo más importante es que está ocurriendo una explosión, un estallido de los datos empíricos, sobre todo, y ahí es donde tenemos muchísima más información de lo que uno hace, cómo funciona el organismo humano, cómo reaccionan las personas a las enfermedades… Así que el mayor impacto va a ser en el ámbito de la medicina y, a lo mejor, al final uno ya no va a ver al médico sino que el médico le viene a ver a uno: uno tendrá un asistente médico que le supervisa y le vigila, y cuando detecta que algo que no va bien, le avisa. Al final incluso a lo mejor con la bioingeniería se puede utilizar esa información para generar tejidos y órganos; en las próximas décadas iremos presenciando cosas así. La medicina de hoy parecerá que estaba en la Edad Media comparada con lo que va a ser en el futuro. Lo segundo va a tener que ver con la presencia virtual; en el futuro va a ser posible estar prácticamente en cualquier sitio y además simular que uno está ahí de manera visual, auditiva y táctil”.

MD: Está  usted hablando…

ES: “Es la holografía, efectivamente, pero también presencia virtual. Por ejemplo, yo voy a poder participar en un concierto de rock y tener la sensación de que estoy allí y no en otro sitio. A lo mejor se podría decir incluso que mis amigos van a ser más globales porque a lo mejor va a ser más fácil encontrar a gente con la que yo coincida aunque estén a mucha más distancia”.

MD: Hay un componente muy lúdico también en la manera en la que nos aproximamos a la red. ¿Va a estar eso en las gafas que ha anunciado Google que va a poner en marcha? ¿En qué consiste ese proyecto?

ES: “Sí, hay una serie de proyectos de informática con respecto a lentes y gafas. Lo más importante es una empresa que ha inventado una lentilla de contacto que transmite los datos de la lentilla de contacto a la red y las lentillas, después, le van a poder decir a uno si está uno enfermo o sano”.

MD: Para una persona que empezó como tantas otras ‘start-ups’, de una manera muy básica, prácticamente en garajes siguiendo el estilo de Steve Jobs y otros pioneros de este mundo… ¿Qué es lo peor de este trabajo, de cambiar los garajes por las corbatas y los vuelos internacionales?

ES: “A medida que van creciendo las empresas en muchos sentidos se vuelven mas conservadoras y una de las cosas mejores de la alta tecnología es que las ‘start-ups’ cuando se habla con ellos pues tienen la impresión de que van a poder cambiar el mundo del todo, en realidad no se enfrentan a la realidad de cómo funciona el mundo en el día a día y ese es quizás el cambio más importante de esa visión que uno tiene, que uno se ve un poco moderado por la realidad de las cosas”.

Your browser may not support display of this image.

Consulta la información ampliada en: www.cadenaser.com

Otros enlaces:

- El audio de la entrevista completa | El vídeo de la entrevista completa


Publicidad

Opina y comenta