InterFAX y GinzaFax, envia y recibe faxes con Google Docs

Por en Comunicación

12/09/2011




A día de hoy, a pesar de las mejoras en las telecomunicaciones, aún las empresas siguen usando los faxes, con lo que en alguna ocasión nos veremos obligados en nuestras gestiones a enviar nuestros documentos a un número de fax. Pero, gracias a los diferentes servicios existentes en Internet, no tendremos que movernos desde nuestros ordenadores. Google Docs en conexión con una serie de servicios adicionales, puede servirnos como “máquina” de envío de documentos por fax.

Uno de estos servicios es InterFAX, un completo servicio, disponible en varios idiomas incluido el español, que nos permite el envío y recepción de faxes con nuestra dirección de correo eelctrónico. Una de las posibilidades que contempla este servicio es el de la conexión con nuestra cuenta de Google Docs y que, en conjunto con un bookmarklet que añadiremos en la barra de vínculos de nuestro navegador, podemos enviar documentos por fax a números de teléfonos y contactos de Google Contacts, pudiendo enviar a un destinatario o varios de manera simultánea.

Evidentemente el servicio no es gratuito y el coste dependerá del país destinatario y del número de páginas que enviemos. Interfax no cobra ni alta ni cuotas mensuales, solo vende tarjetas prepago virtuales, que es como así lo llaman, donde nos permitirá enviar una cantidad de faxes hasta agotar el crédito. Para la recepción de faxes a Google Docs tendremos otras tarifas, donde los documentos recibidos se convertirán en documentos PDF.


Ahora vamos a ginzafax, ya que se trata de un servicio que si se centra más en Google Docs para convertirlo en una “máquina de fax”, permitiéndonos el envío y recepción de documentos con Google Docs, aunque eso sí, las tarifas son más caras, aunque en el registro se nos ofrece 5 dólares gratis para probar.

Recursos hay para todas las necesidades que tengamos, y todo al alcance de nuestro ratón. Evidentemente tenemos que conocer la existencia de estos servicios y sacar el máximo provecho posible, sobre todo, para las empresas, que pueden salir beneficiadas de este tipo de servicios sin necesidad de disponer de líneas adicionales ni máquinas reales de fax, evitando así el incómodo ruido que genera.

Vía: Labnol


Publicidad

Opina y comenta